martes, 31 de enero de 2017

Desde Cádiz a Sevilla...


Desde el mes de septiembre pasado hemos intentado renovarle el DNI a nuestro hijo, pero las agendas de las comisarías de la provincia de Cádiz llevan saturadas meses y, forzosamente, tuvimos que concertar cita en una comisaría de Sevilla. Allí nos fuimos el pasado sábado y de manera puntual y eficaz, en menos de 15 minutos, conseguimos el DNI y el pasaporte de nuestro hijo. Así de esta forma, promocionado por el Ministerio del Interior, pudimos disfrutar de una estupenda visita a la comisaría de policía del barrio de los Remedios de Sevilla. 

Verlo así es la forma positiva de plantear la situación pero, realmente, haber tenido que ir a otra provincia a tramitar documentos oficiales obligatorios es una verdadera verguenza, pues al trastorno de tener que trasladarnos a otra provincia, con el tiempo que hay que emplear en desplazamiento, hay que añadir el gasto de pasar el día fuera, especialmente el peaje. Lamentablemente, a pesar de las protestas de los ciudadanos, los responsables de la comisaría de Cádiz, parecen ser sordos, pues, a día de hoy, las agendas siguen estando saturadas. A finales de año, me toca renovar mi DNI, espero que esta cuestión haya mejorado, si no me veré abocado de nuevo a volver a Sevilla.

Ahora bien, como lo que ahora se lleva es convertir las debilidades en fortalezas, decidimos transformar una peregrinación forzosa a Sevilla, en un día en familia para pasear y disfrutar de una ciudad espectacular. Con un tiempo soleado alejado de las frías temperaturas de días pasados, aprovechamos para tomar un apertivo al sol, hacer unas cuantas fotografías y cambiar de aires.

Hasta la próxima, suerte y bendiciones.