jueves, 7 de octubre de 2010

Llorar o no llorar...


Tradicionalmente se ha pensado que los hombres no lloramos o no debemos llorar. Nos decían que eso es más bien cosas de mujeres, de niñas. Ver llorar a un hombre era o para algunos aún lo es, un síntoma de debilidad, de feminidad. Sin embargo, es común o normal ver llorar a una mujer. Sea cual sea la razón, no nos sorprende. Ahora bien, ver llorar públicamente a un hombre es aún raro y poco habitual. Aún pesa, bueno nos pesa, eso de que los chicos no debemos llorar, que tenemos que pelear u otras cosas, pero llorar, no.

Personalmente, creo que llorar forma parte de la naturaleza humana sin distinción del sexo. Creo que llorar forma parte de cada uno de nosotros, que no es síntoma de nada, simplemente una manifestación de los sentimientos y las emociones. Quien quiera llorar, que llore, y al que no le guste, que mire para otro lado y, de camino, que piense un poco cómo ha llegado al punto de cuestionar una acción tan íntima y personal.

Nunca he sido muy llorón, reconozco que era de los que se aguantaba las lágrimas, ahora ya estoy más "liberado" y si tengo que echar unas lagrimitas pues allá van. Dos de las cosas que más me emocionan y me hacen llorar son, una cuando veo que mucha energía se concentra, cuando hay una emoción colectiva, algo que eleva el alma de muchos, cuando hay sentimiento puro, cuando muchos conectan en un deseo común y la segunda, las despedidas de gente o lugares con las que he conectado de forma especial. Ante esas dos situaciones estoy indefenso.

Hace unos días se ha publicado en prensa los resultados de un estudio realizado en el Reino Unido para saber qué canciones hacen llorar a los hombres. La canción que encabeza la lista es "Everybody Hurts" de la banda británica REM, le siguen Eric Clapton con "Tears for heaven". En tercera posición encontramos a Leonard Cohen con "Allelujah" y le siguen ‘Nothing Compares 2 U’ de la irlandesa Sinead O’ Connor y ‘With Or Without You’ de los también irlandeses U2. La lista lo completan ‘The Drugs Dont Work’ de The Verve, ‘Candle In The Wind’ de Elton John, ‘Streets Of Philadelphia’ de Bruce Springsteen, ‘Unchained Melody’ de Todd Duncan y ‘Angels’ de Robbie Williams. Si hubiera participado en el estudio hubiera elegido bien "Street of Philadelphia" bien "Brigde over troubled water" de Simon y Garfunkel. Os dejo mi primera elección para no salirme de la lista final.


Hasta la próxima, suerte y bendiciones.