lunes, 1 de noviembre de 2010

Noviembre, noviembre...


¡Gracias a Dios, Halloween ha terminado!, y los fantasmas y calabazas que vinieron a vivir al blog han sido borrados de un plumazo por "todos los Santos habidos y por haber" y por "los fieles difuntos que polvo eran y polvo son". Para mayor concentración de acontecimientos en este "mezclado" largo fin de semana, también nos han cambiado la hora, y las tardes son más cortas, la oscuridad llega más temprano y un velo de aburrimiento y melancolía invade el ánimo de muchos.

Sin embargo, queridos lectores, yo os llamo a la resistencia activa contra el poder de las "oscuridades y las tinieblas". Combatid estos dos meses de sombras con valentía. Frente a la oscuridad de las tardes, enceded velas que alegren y llenen de luminosidad vuestras casas, frente al frío que empieza a instalarse en los huesos, vestíos de ropa colorida que acojan los pocos rayos de sol y, si no entráis así en calor, siempre están ahí los cálidos abrazos de vuestros seres más queridos.

Realmente, noviembre tiene mala prensa, pero, no os dejéis engañar, en el fondo no es más que un mes más. De todas formas, yo, como se empieza a hacer de noche, voy a encender unas velitas de "Ikea" para animar el ambiente, y como hace frío, haré caso al "Selu" y como se acercan tormentas y heladas, me voy al armario y "ahora mismito voy a ponerme una rebequita".

Buen noviembre a todos y, hasta la próxima, suerte y bendiciones.