martes, 22 de febrero de 2011

Escolanía San Juan Bosco

Hará unos tres años, mi hijo llegó a casa con la sorprendente noticia de que se había inscrito en la Escolanía de su colegio. Tanto a su madre como a mí, su iniciativa nos hizo una gran ilusión por varias razones. Las dos más importantes fueron que, primero, la decisión la había tomado él por su cuenta y riesgo sin contar con nadie y, segundo, que siendo la música algo que nos gusta a los dos, nos encantó que él siguiera nuestros pasos, pero no de oyente, sino cantando. Han pasado ya tres años y su opción no ha decaído ni un ápice. Sigue asistiendo a los ensayos durante los recreos y participa en las actividades que la Escolanía organiza. Para nosotros es un gran orgullo que forme parte de ese proyecto musical.

La Escolanía San Juan Bosco dio sus primeros pasos en el año 2006 de manos de Israel Cacheiro y de José Do Campo, por entonces, maestros especialistas de Música del Colegio San Ignacio de Cádiz. Está formada por alumnos de Primaria y ESO que, voluntariamente, se han ido incorporando año tras año. En la actualidad, sus directores son Israel Cacheiro y Daniel Serrano y se desviven por ella y la cuidan con todo su corazón, con toda su alma y todas sus fuerzas. Gracias a ellos, y al buen hacer de sus miembros, hoy por hoy, la Escolanía está presente en todas las actividades importantes que se celebran en el colegio como el anuncio de la Navidad, la festividad de San Juan Bosco, la celebración de las Primeras Comuniones, la gran fiesta de María Auxiliadora y en otras donde se le invite a participar. Especial ilusión le hace a la Escolanía cantar en la Gala de los Villancicos que la Asociación de Reyes Magos organiza en el Gran Teatro Falla de Cádiz. Esa tarde, los pequeños cantores, nerviosos pero ilusionados, dan el "do de pecho" como unos verdaderos profesionales.

Hace un año, nació el blog de la Escolanía, que recomiendo visitar para ver y escuchar todo lo que os he comentado anteriormente. Hace un par de meses los directores de la Escolanía me ofrecieron colaborar en su mantenimiento. Acepté de inmediato. Formar parte de este proyecto es muy emocionante para mí.

Creo que educar desde la música y para la música es una las mejores formas de hacerlo. La música ayuda a la socialización, al desarrollo de la psicomotricidad, de la afectividad, de la espiritualidad, engrandece el alma y aumenta la sensibilidad ante la naturaleza y el resto de los seres humanos. La Escolanía es una buena escuela para que nuestros chicos aprendan a amar la música, para que sean buenos cantores, pero sobre todo, mejores personas.

Con la música sonando, suerte y bendiciones.