sábado, 31 de diciembre de 2011

El año que se va...y el que viene...

Hoy, 31 de diciembre, lo lógico y seguramente esperado es que "Dímelo en el blog" escribiera un post para despedir el año 2011 y dar la bienvenida al 2012 con buenos deseos, estupendas intenciones y muchos, muchos deseos de paz, felicidad y prosperidad. Sea pues así, tal y como lo esperan sus queridos lectores y seguidores. 

Son estos días cercanos al final del año muy dados a mirar hacia atrás, a hacer balance de como han transcurrido los meses, de hacer memoria personal y colectiva de los acontecimientos más significativos y determinantes del año que se agota. Ha habido de todo y para todos. Los más optimistas dirán que el 2011 trajo cosas buenas y los menos positivos opinarán que el año que acaba, mejor ni mentarlo y que ojalá el 2012 sea diferente.

No me alineo ni con unos ni con otros. Creo que vivimos los años de forma subjetiva, de manera personal e intransferible y, que según con la actitud con que los vivamos, así los evaluaremos. 

Si de mirar hacia atrás se trata, para despedir el 2011 me voy a quedar con la imagen del bar "La Colonial" en la Alameda de Cádiz hace dos días en un paseo en bici al caer la tarde. Conocí el lugar hace muchos años ya. Fue testigo de muchas vivencias importantes, siempre me acogió de día y de  noche con mucho cariño y complicidad. Tanto su terraza en verano como su interior en invierno fueron testigos de mucha felicidad, por eso, cuando aún lo veo abierto casi 20 años después, me parece que todo puede tener un futuro.

Y si de mirar hacia adelante se trata, también creo que solo el futuro será mejor si afrontamos la vida con buen humor, con ilusión por ser mejores, con honradez y ayudándonos unos a otros sin esperar nada a cambio, viviendo más sencillamente y disfrutando de las cosas sencillas.

No me alargo más o el momento de tomar las uvas me pillará escribiendo esta entrada. Para recibir el año, os dejo un video, que aunque ya rula por las redes sociales, no por verlo muchas veces deja de enseñarnos valores positivos. Su banda sonora es la canción es "One day" de Matisyahu, su letra no tiene desperdicio.


Feliz 2012,  mucha suerte y muchas bendiciones para todos.