sábado, 21 de abril de 2012

Apasionados...


Una vez más, mi madre me regala la posiblidad de compartir con ella en el Gran Teatro Falla el espectáculo que Pasión Vega ofrece a su público cuando viene a Cádiz.

Ana María, que así se llama Pasión, tiene el triunfo entregado desde antes de comenzar a cantar. El teatro, lleno a rebosar, sabe que se va a gastar en el escenario y que su voz no defraudará a nadie, ni a sabios ni a profanos. Entre estos últimos estoy yo, que no sigo ni escucho mucho a la artista en mi vida diaria, pero que sé que, también en esta ocasión, me gustará desde el día que me emocionó con su espectáculo "La reina del Pay-Pay".

Anoche, su voz de terciopelo, nos paseó por Málaga, por La Habana, por Lisboa y, cómo no, por Cádiz, su Cádiz que, según ella confiesa, le puede. Con unos músicos de excepción y "Sin compasión" fue interpretando su último disco, a la vez que intercalaba temas de siempre y temas míticos de la copla como "Y sin embargo, tequiero" y "La bien pagá".

El final fue un apoteósico aplauso con el teatro puesto en pie. Creo que se lo merecía pues ciertamente lució elegancia, poesía, sensualidad, simpatía, buena música y una voz prodigiosa.

Sirva esta entrada para continuar aplaudiendo sus dos horas y cuarto de buen hacer. Os dejo un vídeo con una de las canciones de su último disco: Bolero con ron que ayer cantó en el teatro con su autor, Jesús Bienvenido.


Hasta la próxima, suerte y bendiciones.