jueves, 26 de abril de 2012

Bienvenido al mundo...


Hoy, 26 de abril, se cumplen dos meses desde que Antonio María, el hijo de Daniel y Mamen, vino al mundo. Dos meses de vida felices, intensos y llenos de ilusión.

Antonio nació tranquilo, de forma natural y rapidito. Tenía ganas de ver a sus papás y de contemplar un mundo que le esperaba muy expectante. Pocos días, los precisos, estuvo en el hospital, su hogar le esperaba con ganas de oir sus gorgojeos y llantitos. Un hogar lleno de luz y preparado al detalle para su nuevo y pequeño habitante.

A las pocas horas de nacer ya miraba con sus ojitos azules, regalo de su mamá, todo lo que había a su alrededor. Despierto y vivaracho, sorprende por la viveza de sus expresiones y por que te mira con interés y directamente a los ojos. Antonio es risueño, plácido y feliz, pero sobre todo es guapo, por que los hijos del amor lo son.

En su cortita vida, ya ha tenido experiencias intensas como cuando su papá le llevó a tierras lejanas a su conocer a su familia castellana o cuando ha asistido al teatro para escuchar dormitando a Beethoven, aunque la mejor experiencia hasta ahora es sentirse querido y amado por sus papás, su familia y sus amigos.

A partir de ahora, toda una vida le espera para aprovecharla a tope, con sus vivarachos ojitos observará lo bueno que el mundo contiene, con sus manitas irá moldeando su existencia con los mejores valores que sus papás le inculcarán, y con sus piececitos andará caminos de paz y de buena ventura, que le llevará lejos, muy lejos, hasta el fin del mundo si se lo propone.

Enhorabuena Antonio, bienvenido al mundo, desde este blog seguiremos con interés tu trayectoria y te deseamos larga y próspera vida y que crezcas en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres. A más ver...

Hasta la próxima, suerte y bendiciones.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La mamá de Antonio María se ha emocionado muchísimo,... me ha encantado!!!

Qué sigas tan guay y detallista, es un placer ser amiga tuya, y compartir con tu familia momentos tan importantes para mi y para Daniel.

Un besote y muchas gracias

Anónimo dijo...

Mamen, te lo dije, no hay un Antonio malo... Te lo digo por experiencia.

Que disfrutéis a tope de ese hijo tan precioso que tenéis Daniel y tú.

Un gran abrazo.

Inés.

Dímelo en el Blog dijo...

Me alegro que te haya gustado. Antoñito se merece su entrada en el blog. Como olvidé mencionar el bautizo ya le dedicaré otra entrada cuando reciba su Primera Comunión. Besitos.